Google+

viernes, 21 de septiembre de 2012

Relaciones sociales y afectivas de los bebés de 4 a 7 meses



Entre el cuarto y el séptimo mes, el interés del bebé por explorar su entorno aumenta notablemente. Su nivel de empatía es mayor y también el tiempo que pasa despierto, durante el cual prefiere la compañía de personas a la de objetos o juguetes. El bebé de esta edad es capaz de expresar ciertas emociones a través de sonidos o gestos que nunca antes había hecho.

    SU CUERPO Y SUS RITMOS CAMBIAN
    Cuando el bebé empieza a estar sentado, su mundo visual se amplía (¡desde la cuna sólo se ve el techo!). Puede mover mejor la cabeza y abarca un ángulo visual más completo. Poco después, él mismo se sienta y puede girar parte del cuerpo.
    Entre los 4-7 meses, el bebé pasa más tiempo despierto (antes estaba la mayor parte del tiempo dormido o tumbado en su cuna) y se vuelve más activo.
    Esta combinación de factores:postura (campo visual más amplio), nuevos movimientos (usar las manos, girar, sentarse...) y mayor tiempo de vigilia, contribuyen a que aumente el interés del bebé por el entorno.
    POSEE UNA DISPOSICIÓN INNATA PARA LAS RELACIONES SOCIALES
    Ya desde su nacimiento, el bebé está "programado" para relacionarse con personas. Lo demuestran las investigaciones sobre los sentidos del bebé: los bebés de pocos días tienen predilección por mirar rostros humanos. Su primera sonrisa se dirige a "alguien".
    Ahora, con 4-6 meses, prefiere la compañía de las personas que la de objetos o juguetes.Llora si se encuentra solo y es capaz de "conectar" con los sentimientos de los otros: llora si se le habla con tono brusco o con el rostro serio y sonríe cuando el interlocutor habla con tono agudo y musical.
    APRENDE A EXPRESAR SUS SENTIMIENTOS
    Aprende a expresar sus sentimientos. El bebé se muestra en general sonriente y alegre. A partir de los 5 meses, sonríe y grita para expresar su alegría cuando ve a un adulto que le habla o le sonríe. Además, ríe con anticipación ante un posible juego o carantoña.
    El bebé empieza a utilizar sonidos distintos del llanto para llamar la atención de sus padres. Llora o sonríe para obtener el cariño de las personas que le cuidan o para expresar emociones, como satisfacción, alegría, desagrado o temor.
    Cuando se aburre porque está solo o cansado, intenta llamar la atención de las personas que le rodean, gritando, llorando o tirando los juguetes u objetos que tiene a mano.
    También llora para mostrar su desagrado o temor cuando se le acercan personas desconocidas, cuando la comida no le gusta o cuando se aburre y quiere llamar la atención. Cumplidos los 7 meses, algunos bebés pueden demostrar timidez.
    A partir de los 6 meses, el bebé ya distingue a los miembros de su familia y demuestra su predilección por ellos. Puede que rechace las relaciones con personas desconocidas.
    ¿CÓMO APRENDEN LOS BEBÉS?
    Los padres: centro de la vida social y afectiva del bebé
    Durante este periodo se refuerzan los lazos afectivos entre padres e hijos. El bebé se cansa y se aburre de los objetos enseguida, nunca de la atención y los mimos de sus padres.
    Los padres actúan como intermediarios entre el mundo propio del bebé y la vida social en donde vive la familia. Paulatinamente le abren puertas a relaciones y realidades distintas.
    El bebé necesita seguridad, no sólo en cuanto a seguridad física (ausencia de riesgos, evitar accidentes, cuidar la salud), sino también en el aspecto afectivo.
    La seguridad afectiva permite al bebé desarrollar las bases de su autoestima. Saberse y sentirse querido por sus padres le proporcionará una confianza en las personas, gracias a la cual, podrá establecer nuevos vínculos con amigos, maestros...
    Los padres pueden conseguir que su bebé se sienta seguro de un modo muy sencillo: con el contacto diario. Los abrazos, caricias y juegos en común proporcionan placer a toda la familia. Atenderle rápidamente cuando llora reafirma esa seguridad (atenderle no quiere decir darle todos los caprichos, sino consolarle, escucharle).
    Los padres deben adaptarse a las necesidades especiales de su bebé, y éstas dependen en gran medida de su temperamento. Por ejemplo, en el caso de un bebé nervioso, los padres deben derrochar paciencia y tratar de distraerlo con juegos. Un bebé callado y retraído necesitará más contacto y estímulo de los padres. El bebé "fácil" se entretiene solo y no exige la presencia continua del adulto. Aún así, los padres deben participar activamente en sus juegos para que el niño perciba su influencia en el entorno.
    Casi todos los bebés se adaptan mal a los cambios, por lo que se debe procurar introducir cualquier cambio de forma paulatina.
    Si observa que el bebé no demuestra ningún interés por los juegos o las personas, consulte a su pediatra.

    Beneficios a la salud de hacer natación en Invierno........


    Hacer natación todo el año,  incluso en condiciones invernales es una de las recomendaciones más importantes que hacemos dentro del programa Natación Bebés / MundoAqua debido a que es en estas condiciones  de clima frío lo que estimula las  respuestas óptimas que acostumbran al sistema inmunológico a activarse desde luego  dentro de las condiciones controladas como las que ofrece Acuática Antares para la aplicación del programa Natación Bebés / MundoAqua. 

    Deportistascorredoreslevantadores de pesas, que han entrenado el organismo y que necesitan mover en pocos segundos grandes cantidades de energía, así como nadadores de invierno,  entrenan para lograr  con el estímulo del frío convertir las reservas de energía en calor corporal, de modo que no se puede producir un estado de hipotermia. Durante  la natación en invierno  se hace reaccionar al organismo otro muy saludable habito es utilizar "la ducha alternante,  con  agua caliente y fría es buen entrenamiento. Es bueno y muy recomendable también porque nadar en agua fría  te ayuda a quemar grasa ya que tu cuerpo necesita muchas calorías para mantener el calor corporal. Después de concluida la sesión del bebé es importante, abrigarlos bien lo que les permitirá habituarse a los cambios de clima y así fortalecer su sistema inmunológico, asistiendo periódicamente a sus sesiones este programa está basado en 

    CONSTANCIA y ASISTENCIA PERIÓDICA DURANTE TODO EL AÑO (mínimo tres por semana, no es un discurso vacío,  sino el mínimo necesario para lograr estos contenidos)

    La importancia de traer a nadar a los bebés durante todo el año se deriva de un conjunto de elementos tales como:

    Importante y necesaria ejercitación que realizan los bebés, estando en el agua,.

    Fortalecimiento de su sistema inmunológico.

    Correcta previsión de parte de los papás o familiares durante la salida de evitar los contactos directos o exposición a corrientes de aires a la hora de salir de nuestras instalaciones, de ahí nuestras recomendaciones acerca de su vestimenta. (leer al final de este articulo)

    El tema más importantes que nos ocupa con este articulo es que los niños tienen más facilidad de adaptarse al medio ambiente y a los cambios de temperaturas según las estaciones del año, si se practican y refuerzan desde el inicio de la vida fortaleciendo su sistema inmunológico.   

    Dejemos que los niños disfruten jugando en el agua y desarrollen herramientas y recursos acuáticos que le serán útiles para toda la vida, dejemos que fortalezcan su cuerpo y respuestas inmunes necesarias para que ´puedan estar protegidos en cualquier época del año.

    Debido a que cuando el bebé está en la alberca ejecuta movimientos constante e intensos, se fortalece no solo su sistema inmune, sino también otros sistemas tales como el cardiovascular, el sistema psicomotriz  a temperatura del agua alberca a 32°C difícilmente se enfermará.

    Nuestro cuerpo y organismo está diseñado para adaptarse a diversos tipos de cambios de clima, no busquemos que el clima se adapte a nosotros, esta reacción natural y reflejo del organismo hace que cuando el bebé esta estimulado correctamente sus sistemas de autodefensa se activan constantemente, es decir lo activamos y  ponemos “en posición de alerta para responder” no solo al frío sino a ataques de gérmenes y bacterias.

    Recomendaciones a los padres para el momento entrar a la alberca a tomar su sesión.

    Vestimenta normal evitar licras y traje de baño, es preferible en estas edades de 45 días a 1.5 años que el bebé nade con ropa y pañal de nadar, si es invierno su ropa invernal incluso gorro de vestir.

    Al llegar a la sesión 3 o 4 minutos antes climatice en regaderas y bañeritas a temperaturas asimilables por el niño menores a la temperatura de trabajo que es 32 grados centígrados

    Recomendaciones a los padres para el momento posterior a su sesión cuando el bebé salga de la alberca.

    Al salir de su sesión no bañe caliente recuerde que debe irlo preparando para la salida a calle y auto.


    Secarle muy bien el cabello antes de salir, pero no utilizar secadoras de cabello ya que calientan y no es saludable ese contraste a la hora de salida.

    Traerle ropa que los proteja del viento o frío  para después de salir del agua lo cubra muy bien (suéter o sudadera, pants, calcetines, gorrito, algo seco para cubrirlo antes de salir de las instalaciones).


    Evitar ponerle clima frío en el coche
    .  
    Reforzarlos con alimentos sano, integre según vaya recomendando el pediátra, frutas con vitamina C, verduras y productos naturales.


    QUE TU HIJO NO DEJE DE NADAR, JUGAR, EJERCITAR Y DIVERTIRSE,

    AUN EN LAS TEMPORADA DE FRÍO PUEDE HACERLO !!!!!!!

    Para ampliar recomendamos leer también: Costumbre de otros países referidos a nadar en invierno se pueden ampliar en los siguiente links https://www.google.com.mx/webhp?sourceid=chrome-instant&ion=1&espv=2&ie=UTF-8#q=nadar%20en%20el%20hielo