Google+

sábado, 17 de septiembre de 2016

Flotadores: ¿son la mejor opción?


Niña con manguitos
 Aprender a nadar y saberse defender dentro del agua es una de las cosas más importantes para los niños, además de autonomía supone un gasto de energía perfecto para el mejor descanso de los pequeños sin olvidar, por supuesto, que es un ejercicio completo para practicar al menos tres veces por semana.

Para enseñar a nadar o para que no cojan miedo al agua utilizamos los manguitos o los flotadores pero ¿son una buena opción?

Está demostrado que la natación es uno de los deportes más completos. En él movemos todos los músculos de nuestro cuerpo.
Por lo que es muy frecuente que para los  primeros  contactos acuáticos acostumbramos a utilizar diferentes opciones y dispositivos que provocan que los niños  pierdan el respeto hacia el medio acuático sin haber desarrollado aun el uso de las  herramientas de seguridad necesarias para este evento   y es mucho más sencillo que el accidente los sorprenda, por esta confianza no basada en la habilidad
Cuál es la mejor opción ¿flotadores o manguitos?
Antes de pasar a ver cuál es la mejor opción o qué opción sería la que nosotros elegiríamos es importante recordar que ante todo lo que tenemos que buscar es la seguridad de nuestros hijos y por ello es importante saber que estos aditamentos representan múltiples riesgos
Un flotador o manguito  puede suponer graves riesgos. por  perforación y el rango del peso del niño.
En cuanto al hecho de qué es mejor, si unos manguitos o un flotador, lo cierto es que ninguno es la mejor  opción que deberíamos elegir.
La verdad es que la mayoría de los padres  opta, actualmente, por comprar manguitos y la razón principal es porque con este sistema el niño tiene mayor facilidad de movimiento sin embargo es importante conocer que genera en el niño falsa sensación de flotabilidad o dominio del medio acuático.
Por otro lado, por los problemas de vuelco tampoco son  mucho más recomendables los manguitos, popotes o llantas  ni que decir tiene que en todo momento los niños han de estar vigilados por algún adulto,con independencia de los  los flotadores.
En el  caso de pinchazo el niño se podría ver en graves problemas
De todas formas, tanto si elegimos unos manguitos o un flotador, lo principal es que lo usemos de manera totalmente provisional ya que la utilización constante y  excesiva de los mismos les hará crear una dependencia hacia este tipo de utensilios y se negarán aprender a moverse (nadar) por sí mismos, que en definitiva es lo que deberíamos realmente lograr!!!!!!!! 

La seguridad acuática y por ende de la autonomía no está  necesariamente ligado con el aprendizaje técnico de la natación,  sino con el dominio natural y conocimiento pleno y libre medio acuático MundoAqua propone técnicas y recursos que garantizan el logro de estas habilidades, aunque bajo ninguna razón esto justifica dejar a los niños sin supervision de adulto responsable