Google+

jueves, 16 de noviembre de 2017

Entre los 45 días de nacido y los 3 meses de edad es muy recomendable, que el Instructor pueda  trabajar con ambos padres en el proceso de readaptación acuática del bebé, ya que muchas de las conductas de temor  y fobias primarias se adquieren precisamente durante estos primeros meses de vida.